¿Cómo se hace la ginebra?

¿Cómo se hace la ginebra?


La ginebra

La ginebra es uno de los productos alcohólicos preferidos para preparar cualquier clase de cócteles que agraden al paladar. Esta bebida es en realidad un aguardiente que lo obtiene en gran parte de la cebada o de los granos de maíz para ser más concretos. Para preparar esta bebida se debe fermentar los granos de maíz para que posteriormente se destile y obtenga el resultado que todos conocen.

Sin embargo una ginebra debe estar aromatizada como todo buen licor, y existen una variedad de ingredientes que pueden lograr ese cometido. Las bayas de enebro son una de las más populares a la hora de aromatizar este alcohol, así como también se puede hacer uso de múltiples yerbas o flores aromáticas que logren dar una explosión de notas en el paladar, eso sin dejar a un lado las cáscaras como las de naranja que pueden servirse en cualquier trago no sólo como modo de adorno sino también de gusto a los sentidos.

Ahora bien, quienes quieran crear una ginebra hecha en casa tienen que saber que pueden hacerla sin complicación alguna, ya que muchos piensan en el proceso de fermentación y destilación que en sí son uno de los pasos para crear esta bebida alcohólica, eso solo sería posible hacerlo en una fábrica industrial apta para dichos procesos. Pero lo que desea la mayoría es crear una ginebra con sencillos pasos, pasos expuestos de la siguiente forma a continuación.

Cómo crear la ginebra

Para crear una bebida como la ginebra se necesita usar de base un alcohol como lo es el vodka, producto sencillo de conseguir en muchos locales de venta de bebidas. No importa la marca o qué tan bueno sea el vodka, lo más importante serán los ingredientes que lo acompañen. Dichos ingredientes pueden ser añadidos según en el agrado o preferencia de la persona, aunque si esta desconoce que elemento a emplear puede guiarse a través de este texto.

Los aromas, colores y sabores que le darán el toque a la ginebra  se pueden obtener de las semillas de cilantro, semillas de hinojo, granos de pimienta negra, cardamomo verde, una ramita de romero, lavanda, unas gotas de vainillas, y las ralladuras de cítricos como la naranja o el limón. Es importante que todos estos ingredientes quepan perfectamente en un frasco o botella de tapa cerrada, siempre que el recipiente tenga al menos un litro de volumen.

Cómo colocar los ingredientes

En el envase que se vaya a cerrar debidamente el preparado de ginebra se debe ir agregando los ingredientes a modo de cucharada (en el caso de las semillas), mientras que las ralladuras o cáscaras de frutas se deslizarán poco a poco en el envase. La persona que haga la ginebra debe recordar lavar muy bien cada uno de los ingredientes a introducir.

Ya una vez puesto todos los ingredientes que se utilizarán para la confección de la ginebra, se deberá verter poco a poco el líquido del vodka en el recipiente con todas las ramas, hojas y semillas a emplear. Al momento que el vodka haya llenado el envase, este se cerrará y se agitará muy bien para mezclar los ingredientes y que estos se impregnen bien con el alcohol y puedan soltar sus propiedades aromáticas y gustativas.

Mantener la mezcla bien guardada

Para que esta mezcla pueda dar como resultado a la ginebra, el embotellado además de estar bien cerrado tiene que mantenerse guardado y refugiado de toda luz solar o calor que le pueda alterar, es decir, mantenerlo en el lugar a oscuras como un armario o almacén; solo así los ingredientes podrán “destilar” ese gusto de ginebra.

La clave también será salvaguardarlo del exterior por al menos 3 semanas, incluso más si se tienen la paciencia o la disposición de esperar un poco de semanas más para obtener resultados más óptimos. Por último, y una vez transcurrido el tiempo necesario, se tendrá que colar la ginebra con colador de café o lo que se tenga de primera mano que pueda extraer los ingredientes de forma cuidadosa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

No Te Pierdas Nuestras Últimas Entradas:

Deja un comentario