Cómo se hace el whisky

Cómo se hace el Whisky


El whisky

El whisky es una bebida alcohólica reconocida por ser una de las más elegantes y sofisticadas. De sabor amargo y fuerte, es una de las favoritas entre las personas que gustan de un trago al final del día.

Su peculiar sabor viene no solo por los ingredientes utilizados en su preparación, sino también por la forma en que se prepara. Una forma de entender su elaboración es prestando atención a la materia prima con la que se produce.

Existen dos tipos de whisky, el primero de ellos es llamado malta, el cual está elaborado de forma exclusiva a base de cebada malteada. El segundo, se hace con otros granos y mezclas tales como el centeno, la cebada y el trigo. Se denominan grain.

Por supuesto que también se pueden hacer distintas mezclas que combinan granos y maltas de distintas regiones. Así se elabora el whiskey a base de malta:

Malta

En primer lugar, para producir whiskey es elegir una materia prima de muy buena calidad. Después de elegir el mejor el grano, éste debe ser remojado en agua durante varios días y dejado a reposar dentro de recipientes espaciales.

En esos recipientes va a germinar y luego comienza la transformación enzimática de los almidones en azúcar, que más tarde, se transformará en alcohol.

Tostado

Una vez esté germinado, el granado debe ser secado en hornos con ayuda de aire caliente o el humo de turba, el cual le da ese característico aroma ahumado al whisky.

Este proceso dura aproximadamente tres días, hasta que el grano obtiene el nivel tostado que se desea.

Fermentación

Tras el proceso de malteado, el grano es molido y llevado a tanques especial donde se mezclará con agua caliente. Al resultado, conocido como ‘wort’, se le añadirán las levaduras y se dejará fermentar durante otros tres días para dejar que los azúcares se transformen en alcohol.

Destilación

En este momento, se lleva el fermentado a un alambique para su destilación. Dependiendo de su forma, clase y altura, puede ofrecer destilados de distintas potencias y cualidades.

En la primera destilación se consigue un líquido de 25 a 30º de alcohol. Durante la segunda destilación se obtiene el whisky de 60 a 70º de alcohol.

Envejecimiento

Después de la segunda fermentación, el whisky es llevado a los barriles para su envejecimiento. Dependiendo de la destilería y el resultado que se desee, la bebida reposará en varios barriles donde obtendrá su característico color-

Los malt whisky utilizan barriles de roble de segundo uso. En cuanto a la edad, dependerá de la denominación y el resultado que se busque. A algunas de estas bebidas se le añade un poco de caramelo.

El proceso es similar para cualquier otro grano que se emplee en su utilización.

Agua de vida

El origen de la palabra whisky proviene del latín aquaviatae, como su nombre lo asemeja, quiere decir ‘agua de la vida’. Los escoceses lo tradujeron al vocabulario celta como “uisgebeatha” y poco a poco se transformó a whisky.

El registro más antiguo de esta bebida en Escocia, es un mural que data de 1494, ubicado en la Hacienda Rolls en donde se lee: “Ocho cápsulas de malta a Fray John Cor, por orden del Rey, con que hacer agua de vida”.

En los siglos posteriores, los distintos gobiernos de Escocia comenzaron a prohibir la producción de whisky hasta el punto de que la mayor parte de la producción fue hecha de manera ilegal.

No fue hasta 1823, que el Parlamento aprobó una ley para que la producción fuer comercial y mucho más rentable. Actualmente, es una de las bebidas más comercializadas.

También te puede interesar ¿Cómo se hace la ginebra?


 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

No Te Pierdas Nuestras Últimas Entradas:

Deja un comentario