¿Cómo hacer para que la familia coma verduras?

¿Cómo hacer para que la familia coma verduras?


Difícil misión, pero no imposible. Bien podríamos decir que la educación alimentaria encuentra su cima cuando los alumnos, en este caso los comensales, no hacen ascos a frutas y verduras, sobre todo a estas últimas.

Veamos algunos truquitos que poner en práctica para conseguir el cum laudem de la buena mesa verde.

¿Cómo hacer para que la familia coma verduras?

Que los platos de verdura no se eternicen sobre la mesa puede llegar a ser una auténtica batalla, especialmente con los niños.

Si tus hijos odian las verduras, y crees que tu familia en general debería de comer más sano, no tires la toalla y ponte manos a la obra.

Primera medida: insistir. A los paladares no acostumbrados, las verduras les saben insípidas, y ni qué hablar si las comparamos con el saborcillo de la comida rápida. Pero no hay que desanimarse por ello.

Remarcar lo sano de comer verduras

La batalla no estará perdida si en lugar de fijarnos en lo insano lo hacemos en lo sano. Así, no dejemos de poner en el plato pequeñas cantidades de ensaladas y verduras cocinadas, eso sí, variando, para ir encontrando qué verduras son del gusto de cada uno. Ya se sabe, el tiempo obra milagros…

Así, dado este primer paso, centrémonos en las verduras favoritas de la familia, incluso podemos hacerlas más apetitosas con distintas salsas o hierbas aromáticas, asándolas a la parrilla o, todavía mejor, a la barbacoa.

Plantar tus propias verduras

Si tienes espacio suficiente, quizás te seduzca la idea de tener tu propio huertecito, que también puedes cuidar con ayuda de los niños.

Compartir buenos momentos juntos y ser artífices del crecimiento de zanahorias, brócoli, rábanos, patatas incita a comerlo luego con mejor predisposición.

Otra posibilidad es hacer purés o acompañar las verduras con queso o algún tipo recetas de sopa de verduras. Añadir el queso fresco en el puré y lonchas fundidas en las verduras asadas, como los espárragos, patatas o cualquier otra. Y, por supuesto, antes de consumirlas siempre hay que lavarlas bien.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

No Te Pierdas Nuestras Últimas Entradas:

Deja un comentario